custom_avatar
Por el 14 de Mayo de 2014 - RSE blog

En las últimas dos décadas la RSE (Responsabilidad Social Empresarial) se ha convertido en un elemento central en la estrategia de negocio, especialmente para la industria extractiva. Las compañías se esfuerzan cada vez más para gestionar sus negocios de manera ética, responsable y con conciencia. Aunque admirable, es importante hacer una pausa y reflexionar sobre por qué es esto.

Las compañías de petróleo, gas y minería saben que sus proyectos inevitablemente se encontrarán con problemas y desafíos. Incluso los proyectos mejor gestionados esperan encontrarse con aguas turbulentas y no es una cuestión de si va a suceder, sino de cuándo. Muchas empresas han tenido sus reputaciones corporativas contaminadas debido a accidentes ambientales o sociales que han tenido graves consecuencias no sólo para las personas sino también en sus beneficios o ganancias.

No hay atajos hacer triunfar al negocio

En el pasado, era más fácil para las empresas extractivas hacerse de la vista gorda a los problemas ambientales o impactos sociales negativos. Desafortunadamente, en algunos casos, se tomaron atajos con el fin de ahorrar recursos y dinero. Había poca o ninguna supervisión o regulación para obligar a las empresas a gestionar a los grupos de interés. Por ejemplo, si una parte interesada no estaba contenta, ¿A quién le importa? Nadie lo sabrá nunca.

Hoy en día sin embargo, se han aplicado más medidas en materia de gobernanza y regímenes regulatorios más estrictos, algunos de las cuales son condiciones obligatorias para la inversión. Y con la llegada de la tecnología móvil y los avances en las capacidades de Internet, es muy fácil para un actor publicar un incidente en YouTube o Twitter. El poder ha cambiado y las empresas no tienen más remedio que cambiar la forma de hacer negocios.

s bueno hablar de responsabilidad social y que una empresa a sea percibida como socialmente responsable. Al mismo tiempo, nos guste o no, las empresas tienen menos opciones. Por ejemplo, una empresa minera que no cuente con un sistema de gestión de los grupos de interés puede resultar que un tema que preocupe a los interesados se convierta en una queja o peor aún, que escale a desobediencia civil, huelgas, y a la eventual paralización de las operaciones. Esto puede costar millones de dólares por día a la mina ¿Vale la pena tomar un atajo cuando existe el riesgo de que los costos operacionales alcancen los beneficios y la percepción pública de la reputación de la empresa? Por lo tanto, se ha convertido en menos de una cuestión de responsabilidad y conciencia, sino más bien de realizar un buen negocio. ¿Se ha convertido la RSE «La realidad del sentido común»?

Lo que dicen los expertos

Citando algunos de los beneficios de la incorporación de la RSE en la estrategia empresarial según el Instituto Internacional de Desarrollo Sostenible:

  • Mejor desempeño financiero;
  • Menores costos de operación;
  • Mejor imagen de marca y reputación;
  • Aumento de las ventas y de la lealtad de los clientes;
  • Mayor productividad y calidad;
  • Más capacidad de atraer y retener a los empleados;
  • Reducción de la supervisión normativa;
  • Acceso a capital;
  • Diversidad de los trabajadores;
  • Seguridad de los productos y disminución de la responsabilidad.

En el corazón de la planificación estratégica

En verdad, los verdaderos impulsores de iniciativas de RSE no sólo se centran en la responsabilidad corporativa, sino que también dependen del sentido empresarial. Así que si se trata de nuestro servicio On The Ground, la recolección de datos de línea de base social, la gestión de acceso a la tierra, los estudios de impacto y compensaciones, o nuestro software BoréalisIMSTM, que permite a nuestros clientes no sólo gestionar, sino también aprovechar sus datos de desempeño social y ambiental para realizar un proceso de toma de decisiones informado. Nuestro negocio es ayudar a nuestros clientes a integrar la gestión del desempeño social y ambiental en el corazón de su planificación estratégica para ayudar a alcanzar sus objetivos corporativos generales. Al hacer eso, agregamos valor al liberar tiempo y recursos para facilitar y permitir la innovación y el pensamiento «fuera de la caja», que será discutido en mi próximo artículo de blog. ¿Cómo pueden las empresas extractivas usar el Desempeño Social y Ambiental a potenciar la innovación?

Discussion