custom_avatar
Por el 8 de Noviembre de 2011 - RSE blog

Es una buena práctica que la línea de base social sea  levantada de forma sistemática, con controles de calidad e implementada en un Sistema de Gestión de la Información (IMS) Social.

Lastimosamente, cuando los datos no son colectados sistemáticamente, con control de calidad levantando sus respectivos metadatos y en un formato en el cual los datos base puedan ser accesible para diferentes actores, la empresa no los puede utilizar en el futuro o  para todas las actividades de “engagement”.

Además los datos muchas veces son olvidados por varios años hasta que es necesario un monitoreo. Es por ello que es interesante implementar un sistema de gestión de la información en el cual el objetivo es utilizar los datos base para diferentes finalidades, monitorear en tiempo real o periódicamente los avances en cada uno de los rubros como salud, educación, número de quejas y reclamos atendidos. Y esto es importante visualizarlo desde un inicio, porque la mayor parte de las empresas que desarrollan la línea de base no tienen en su mandato ver el alcance que pueden tener los datos en el día a día de una empresa extractiva hasta su cierre.

Ventajas de implementar la Línea de Base Social en un IMS Social

Entre las ventajas de tener una línea de base implementada en un IMS Social por parte de las empresas de minería petróleo y gas se encuentran:

  1. Los datos pueden tener un control de calidad en tiempo real y en caso de error es posible corregir rápidamente cuando los técnicos están aún en campo. Por ejemplo se pueden incluir controles automáticos como que cada persona debe tener un número de identidad valido (especialmente en casos en los que haya algún tipo de compensación), una persona no puede aparecer en dos o más familias, etc.
  2. Los datos básicos pueden ser consultados, utilizados, almacenados y reutilizados fácilmente y la metodología de levantamiento de datos puede ser replicada fácilmente por cualquier empresa consultora. La metodología y consideraciones son almacenadas dentro del sistema para poderla replicar nuevamente. Los datos pueden ser descargados y utilizados en otro software especializado para análisis estadísticos si es necesario.
  3. Los datos son multifinalitarios. Esto quiere decir que una vez entrado los datos en el sistema sirven para diferentes usos, por ejemplo como inventario de personas para seguir como stakeholders, conocer quienes fueron o no a las reuniones, darles compensación en caso que aplique.
  4. Los datos se ingresan una vez y se producen diferentes reportes. Al inicio tanto del desarrollo del sistema como de la planificación con la empresa que colecta los datos de la línea base, se debe acordar la forma, calidad y tipos de datos. Esto en el caso que la empresa reporte a diferentes entidades los datos son introducidos una vez en el sistema y estos son utilizados para responder a diferentes informes como el Estudio de Impacto Social, el EIA, reportes corporativos, el GRI, EITI, prestatarios, requerimientos legales entre otros.

Finalmente vale la pena mencionar que un IMS social debe considerar al menos (i) una implementación eficiente y seguimiento de la lógica de negocios de la empresa, (ii) una mejora de la interacción entre los diferentes actores a través de capacidades de acceso compartidos de datos (iii) toda la información debe ser almacenada y resguardada en un repositorio común y (iv) asegurar la completa trazabilidad de los cambios en el Sistema de Información.

Vea También:
Línea de Base Social en la Industria Extractiva (Parte 1)

Discussion