custom_avatar
Por el 4 de Junio de 2012 - RSE blog

La planificación de preparación y respuesta ante emergencias en las industrias mineras, de petróleo y el gas ha cobrado cada vez más relevancia en los últimos años después de algunos conocidos derrames de petróleo, roturas de tuberías y fallas en embalses de relave. Estos accidentes, que en casi todos los casos se pueden prevenir, pueden tener consecuencias devastadoras para la salud humana, el medioambiente y los beneficios de las empresas.

Dadas estas realidades, es importante que las empresas cuenten con planes de contingencia en caso de haber problemas a nivel operativo. La planificación de preparación y respuesta ante emergencias es una herramienta de administración fundamental que permite a las empresas estar preparadas y responder con rapidez en caso de que se produzcan accidentes, a fin de minimizar los impactos sociales, ambientales y financieros.

¿Cuáles son las claves para el éxito en la planificación de preparación y respuesta ante emergencias?

Para estar preparada, una empresa debe tomar medidas para garantizar que puede actuar rápidamente si se produce una emergencia. Es fundamental conocer quiénes y qué se verían afectados por situaciones de emergencia de diferentes magnitudes y realizar simulacros regulares para movilizar los recursos de la compañía para responder ante estas emergencias. Responder ante estas situaciones requiere identificar a las partes interesadas internas y externas, incluidos los agentes de primera respuesta que se pueden movilizar en un breve período de tiempo ante cualquier incidente que se produzca. La planificación puede requerir el uso de herramientas de creación de mapas y consulta a las partes interesadas en el terreno.

En el oeste de Canadá, por ejemplo, el gobierno federal exige a las empresas que trabajan con pozos de gas sulfuroso que informen a las personas que viven cerca de las infraestructuras de la empresa acerca de las posibles consecuencias de la liberación accidental de sulfuro de hidrógeno (H2S) a la atmósfera. Dadas las propiedades potencialmente letales de este gas, las empresas deben enviar representantes a consultar a las partes interesadas en el terreno. Estas consultas informan a las partes interesadas acerca de las posibles fugas de gas mediante debates y la distribución de material informativo para el público. La información de las partes interesadas relacionada con necesidades especiales, como la movilidad reducida, la asistencia para la evacuación y las solicitudes de notificación anticipada en caso de accidentes, se utiliza para facilitar el proceso de planificación. De manera similar, las herramientas de creación de mapas se usan para identificar estructuras que podrían verse afectadas por cualquier accidente que pueda ocurrir, y se crean zonas de planificación de emergencia de acuerdo con la distribución espacial de la infraestructura de la compañía. Luego se utiliza esta información para elaborar informes para la Junta para la Conservación de los Recursos Energéticos federal, que es el organismo regulador responsable de garantizar el cumplimiento de las leyes y normas relacionadas con la seguridad pública en las cercanías de pozos de gas sulfuroso.

Nivel internacional

A nivel internacional, hay una tendencia cada vez más marcada hacia el uso de apalancamiento financiero como medio para garantizar que los responsables de los proyectos cuenten con planes de preparación y respuesta ante emergencias. Los estándares de desempeño de la IFC y los Principios del Ecuador funcionan como referencias internacionales para la licitación de proyectos y están basados en prácticas recomendadas internacionales. En los países en vías de desarrollo que tienen marcos regulatorios más débiles que los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estos estándares exigen que los prestatarios garanticen la implementación de robustos planes de preparación y respuesta ante emergencias antes de que puedan recibir préstamos para el proyecto.

El manejo de riesgos proactivo es cada vez más reconocido en la industria de la extracción como el mejor medio para prevenir accidentes que pueden provocar daños sociales, ambientales, financieros y a la reputación. En este contexto, la planificación de preparación y respuesta ante emergencias es una herramienta importante que permite a las empresas pasar del proceso de evaluación de riesgos al manejo concreto de los riesgos operativos en el terreno.

Discussion