custom_avatar
Por el 29 de mayo de 2015 - RSE blog

Para predecir, prevenir y responder a los conflictos con la comunidad, las empresas necesitan poner en marcha una estrategia estructurada y culturalmente apropiada, cuyo éxito estará determinado por dos factores; la calidad de la estrategia, y qué tan bien que se emplea en una situación determinada.

La naturaleza de la estrategia que será empleada puede cambiar dramáticamente entre industrias y países, incluso internamente para una sola empresa. Sin embargo, el factor que determinará lo bien que se emplea en una situación determinada sigue siendo una constante en todo el mundo. Esa es una profunda comprensión de la situación en la que abarca el contexto y las necesidades que, inevitablemente, serán únicas en cada iteración.

¿Qué aspecto tiene la estrategia?

Hay muchos ejemplos de estrategias que contienen estructuras y mecanismos maduros y avanzados en proyectos que pertenecen a una amplia gama de industrias en todo el mundo, lo que indica que puede haber éxito a través de una serie de líneas estratégicas. Estrategia como se utiliza en este blog se refiere a lo siguiente:

Una estrategia actúa como un principio general que guía a un grupo de estructuras dentro de las cuales se construyen mecanismos para producir el resultado deseado. Estructuras en este contexto puede ser un departamento de desarrollo social maduro dentro de una empresa operadora que contiene una gama de equipos que cubren áreas como las de: participación con la comunidad, acceso a la tierra e inversión social. Mecanismos en este contexto son los procesos específicos que están diseñados para producir el resultado de una estructura individual, por ejemplo, un proceso de resolución de quejas y reclamos que cuente con un flujo de trabajo integral de resolución, incluyendo la investigación, el análisis, las recomendaciones y los resultados. Un ejemplo de un mecanismo de este tipo se puede encontrar en el documento de IPIECA titulado “Mecanismos de reclamación a nivel operacional: Estudio de buenas prácticas” de IPIECA.

Un ejemplo de una estrategia de proyecto de valor compartido contendría una serie de estructuras, que contendría cada una, una serie de mecanismos. Esto se ilustra a continuación en la figura 1.

¿Cómo son las estrategias empleadas eficazmente en situaciones únicas?

La eficacia con que estas estrategias se emplean determinará qué tan bien una empresa será capaz de predecir, prevenir y responder a los conflictos comunitarios (asumiendo que la capacidad interna es adecuada). Una empresa puede tener una estrategia sólida, pero si no se lleva a cabo de manera efectiva, será menos probable que conduzca a una buena gestión de los conflictos comunitarios y podría conducir a la degradación de la situación existente. Hay una serie de ejemplos en los que una mayor comprensión podría haber permitido una estrategia para construir una situación y/o prevenir mayor degradación, un ejemplo es la experiencia de Buganvilla – BCL de 1989.

La razón de esto es la variada naturaleza de la gran cantidad de comunidades en las que proyectos de varios sectores se producen en todo el mundo.

Sería ingenuo suponer que una estrategia que tiene éxito en un solo lugar puede ser trasplantada a otros y esperar los mismos resultados. Esta hipótesis no tiene en cuenta la naturaleza única de cada grupo de comunidades dentro de una región y en todo el mundo.

Sin embargo, es razonable suponer que los principios rectores y algunos aspectos de la estrategia serán transferibles. Como por ejemplo, el conjunto de principios rectores se pueden encontrar en los Principios del Ecuador forjados por la CFI. Un marco como los Principios del Ecuador puede ser interpretado y aplicado de una serie de formas que permiten que cualquier estrategia los incluya, por ser flexibles. Como una estrategia puede necesitar ser adaptada, ésta tiene que ser lo suficientemente maleable para que pueda ser personalizada para satisfacer las necesidades de cada nueva situación en la que se emplea.

En consecuencia, uno de los factores clave para determinar qué tan bien una estrategia permitirá a las empresas predecir, prevenir y responder a los conflictos comunitarios dependerá de la capacidad de las empresas para identificar las necesidades de la situación en la que se empleará la estrategia.

¿Cómo identificar las necesidades del proyecto?

Así que la pregunta ahora es; ¿cómo puede una empresa identificar mejor las necesidades de una situación en la que se desea implementar una estrategia para predecir mejor, prevenir y responder a los conflictos con la comunidad?

Afortunadamente, la respuesta es sencilla; mediante el desarrollo de una comprensión profunda de la nueva situación a través de la recopilación de información completa e interpretación acertada.

Antes de hacer una decisión razonable, una comprensión profunda y completa de todos los factores que influyen y posibles impactos debe ser adquirida para asegurar el resultado deseado con el mínimo de impactos negativos.

Una forma en que esto se puede lograr es a través de una amplia recopilación de datos con información apropiada, junto con acertados análisis para identificar la raíz de los problemas y sus tendencias. A través de la realización de un amplio estudio de línea de base social, con la coyuntura de una amplia participación de los interesados, con la captura de todos los datos pertinentes. Una amplia fotografía de la situación puede ser desarrollada. Una vez que este cuadro general se ha generado, los datos debe ser interpretados y cuestionados para conseguir la información que va a determinar las necesidades que se han mencionado anteriormente. Este proceso requiere de un sistema de gestión de la información construido con este propósito, (como BoréalisIMS) ya que permite que este proceso se inicie y se gestione de manera eficiente a un punto en el que mejorará drásticamente el valor propuesto para toda la estrategia y en consecuencia para la viabilidad del proyecto.

Summary

Una comprensión profunda y completa de la situación es una necesidad común de todas las estrategias que se emplean en todas las industrias. En todo el mundo, dentro del espacio de gestión de conflictos con la comunidad sólo hay una constante: cada nueva experiencia, cada nueva situación, será única y debe tener una respuesta única a construir.

El desarrollo de una estrategia que contenga mecanismos y estructuras fuertes y robustas es sólo el primer paso en la mejora de la gestión de los conflictos comunitarios. Para predecir mejor, prevenir y responder a los conflictos comunitarios, las estrategias implementadas deben basarse en una comprensión profunda y completa de la situación en la que se van a aplicar, a continuación, se debe configurarla adecuadamente para satisfacer esas necesidades. Así, uno de los factores clave en el éxito de la estrategia (y el proyecto) será la capacidad para identificar las necesidades específicas, que se pueden conseguir a través de la recopilación de datos robustos, su manejo e interpretación.

Un ejemplo de un proceso que permite a una empresa predecir mejor, prevenir y responder a los conflictos comunitarios se puede resumir en los siguientes pasos:

  1. Desarrolle una estructura madura y específicamente dirigida a responder a los conflictos comunitarios, la licencia social, o la gestión del desempeño social.
  2. Reconozca que cada proyecto y cada lugar es único y por lo tanto la estructura desarrollada en el paso uno tendrá que ser cambiada y personalizada para satisfacer las necesidades de la nueva situación.
  3. Identifique las necesidades de la nueva situación a través de la recopilación de información y de la interpretación adecuada utilizando métricas adecuadas.
  4. Utilice los conocimientos anteriores para ganar la comprensión de la nueva situación, cambiar y personalizar la estrategia adecuada.
  5. Continúe recopilando e interpretando la información relevante y use esto para perfeccionar tanto la aplicación concreta de la estrategia en ésta situación, como la estrategia principal general que se utilizará como guía para nuevas implementaciones.

Discussion