custom_avatar
Por el 2 de Abril de 2014 - RSE blog

Con una experiencia de más de 30 años de trabajo en relaciones con la comunidad en todo el mundo y con una contribución activa en varias organizaciones de caridad (Hull Child Family and Services, Instituto de la Tierra de Alberta ), nadie puede negar que el camino recorrido por Mel Benson es bastante impresionante. Miembro de la Beaver Lake Cree Nation situada al noreste de Alberta, Mel mantiene sus lazos culturales con la tierra y brinda valor al desarrollo responsable. Tuve la oportunidad de conocerlo en Brisbane, en la Conferencia de Boréalis, donde dio un discurso sobre las relaciones con la comunidad en el contexto extractivo. Más concretamente, su mensaje se refiere a las comunidades aborígenes, que también se conocen como comunidades indígenas en el escenario internacional. Él aportó una interesante perspectiva a la agenda: mientras las empresas realizan la gestión de sus relaciones con la comunidad, deben tener en cuenta: ”los riesgos de hacer promesas que no pueden cumplir y el tratar de resolver problemas de personas que no entienden”. Con el fin de absorber lo que esto implica para las empresas extractivas y las comunidades, vamos a desarrollar aún más estas dos ideas.

Hacer promesas que no puede cumplir

Cuando miramos a los estudios de casos, los problemas más recurrentes que afectan mayormente las relaciones con la comunidad son la noción de tiempo y la falta de un lenguaje común. La divergencia entre cómo las empresas y las comunidades perciben el tiempo yace en sus metas. Mientras que las empresas quieren seguir un calendario estricto para llegar a los recursos para acceder a los beneficios lo antes posible, al otro extremo de la mesa de negociación se sientan las comunidades que quieren proteger su cultura y tradiciones. Un lenguaje común entre las empresas y las comunidades se debe establecer para asegurar que ambas partes se encuentran en la misma página. Es normal que las comunidades esperen alguno de los beneficios de un proyecto extractivo, especialmente teniendo en cuenta que por lo general las comunidades no tendrán muchos efectos positivos en sus vidas. Por otra parte, es responsabilidad de las empresas el ser transparentes en su comunicación, ya que es la única manera de abrir un diálogo que conduzca a mantener relaciones a largo plazo. Las empresas no deberían de delegar la negociación a personas que no poseen la autoridad para tomar decisiones. El personal senior tiene que estar involucrado desde un inicio y durante todo el proceso. ¿Ha notado que los CEOs son mucho más reacios a romper promesas que se han hecho a sí mismos?

Resolver los problemas de personas que no entiende

Mel menciona el famoso libro de Robert Fulghum, All I really Need to Know I Learned in Kindergarten (Lo único que realmente necesito saber lo aprendí en el jardín de la infancia), dónde el autor habla de principios simples como: no tomar cosas que no son suyas, compartir todo y limpiar su propio desorden, que se pueden aplicar a nuestras vidas como adultos. Mel vincula estos principios al contexto de la interacción con la comunidad. Pero lo más importante, señaló cómo ésta es una idea errónea porque supone que todos venimos de una experiencia común, lo cual no es cierto. Debemos diferenciar que nuestros orígenes son diferentes y también lo son nuestras experiencias, nuestras culturas y creencias. Suponemos que todos estamos motivados por las mismas cosas, lo cual es inexacto. Las empresas tienen que involucrar a las comunidades con el fin de evaluar sus necesidades y dejar a un lado la idea de que la inclusión de las comunidades locales es un regalo que les están dando. Porque no lo es. Es un derecho que las comunidades tienen. Y no se equivoquen, las comunidades indígenas también tienen que poner esfuerzo en realizar esto. Ellos deben aceptar que la cultura no es algo estático y que evoluciona con el tiempo. El estilo de vida tradicional es algo hermoso, pero no es el pilar de una economía. Ninguna sociedad hoy en día puede existir sin el efectivo y los líderes comunitarios tienen que tomar la decisión de querer participar en la economía moderna.

La clave del éxito

Son muchos los factores externos e internos que influyen en la relación entre una empresa y las comunidades de acogida de sus proyectos. En realidad, no es ningún secreto que a fin de lograr relaciones exitosas con la comunidad, se tiene que invertir un esfuerzo considerable en el diálogo. Ambas partes deben ser disciplinadas, deben asistir a la mesa de negociación con una agenda razonable y aceptar las diferencias de los demás. Además, deben adoptar un enfoque de ganar-ganar. En cuanto antes ambas partes se den cuenta que el camino hacia el éxito implica mucho más que la negociación de una bolsa llena de dinero, es más probable la relación prospere. Sólo puede llegarse a tener un valor a largo plazo a través de una alianza armoniosa, que incluya la creación de capacidades y de empleo para los miembros de la comunidad, oportunidades de negocio para las empresas locales, pero sobre todo el reconocimiento de los valores históricos que se pueden encontrar en la cultura de una comunidad. Por último, las decisiones tomadas por las empresas deben incorporar la visión colectiva de la comunidad para el futuro.

Discussion