custom_avatar
Por el 9 de Febrero de 2012 - RSE blog

Las organizaciones actuales utilizan diversos sistemas informáticos para gestionar sus operaciones de forma más eficaz. De esta manera, buscan generar mayor cantidad de información, tendencia que se ve acentuada por la llegada de los teléfonos inteligentes durante los últimos años. Por lo tanto, la pregunta que debemos plantearnos es cómo podemos sacar provecho de toda esta información acumulada con el tiempo. Les presento una idea que he desarrollado para ayudarlos a obtener beneficios de esta mina de oro de información y a conocer los componentes tecnológicos relacionados.

Volver a utilizar los casetes

Con frecuencia, los entrenadores de deportes profesionales han recurrido a los videos para volver a ver un partido a fin de identificar el buen o mal desempeño de un equipo. ¿Por qué no hacer lo mismo con sus proyectos de traslado de población o de compensación?

Se identifica en primer lugar una serie de índices que permiten concentrar su atención en puntos relevantes. Por ejemplo, la cantidad y el seguimiento de las demandas, la naturaleza de los compromisos realizados, el porcentaje de personas afectadas o las sumas gastadas. Luego, se regresa al primer día del proyecto y se busca acelerar la evolución de estos índices en el tiempo.

El objetivo es identificar tendencias, recurrencias o modelos en el desarrollo del proyecto. A partir de estos eventos, se pueden establecer estrategias para optimizar los procesos y mejorar el desarrollo de los proyectos. Este enfoque analítico es la base de la inteligencia comercial. Convierte los sistemas que gestionan las operaciones en sistemas que permiten analizarlas.

El punto clave de la inteligencia comercial consiste en la utilización de la información acumulada  en los sistemas operativos para respaldar análisis más detallados de las operaciones. Por supuesto, esto se realiza con ayuda de componentes tecnológicos.

Componentes tecnológicos de la inteligencia comercial

Los principales componentes tecnológicos utilizados son los sistemas de gestión de la información (IMS); el proceso de extracción, transformación y carga de datos (ETC); el almacén de datos (EDD), y los indicadores de rendimiento. Existen también otros componentes, pero por el momento nos limitaremos solo a analizar los que hemos mencionado.

Veamos entonces qué significan estos términos. Los IMS son sistemas que estructuran, organizan y facilitan la entrada de información, a fin de respaldar uno o varios procesos comerciales. Probablemente, la mayoría de los sistemas informáticos con los que operan sean IMS. El proceso que permite extraer el contenido de estos sistemas se denomina ETC. Puede considerarse como una bomba que extrae datos, los estandariza y los conserva en un almacén de datos. Ralph Kimball define el EDD como un sistema que extrae, limpia, formaliza y entrega datos a fin de respaldar análisis para la toma de decisiones.

De esta manera, su función principal es responder a las necesidades de decisiones de una organización. A fin de guiar el desarrollo de la estructura del EDD, es preferible establecer de antemano los indicadores de rendimiento. Al definir lo que se desea analizar, será más sencillo identificar los datos necesarios y decidir de qué manera organizarlos. Los indicadores de rendimiento, por lo tanto, son medios para analizar las operaciones de forma sintética. Si uno de estos indicadores no muestra los resultados deseados, se puede guiar el análisis y tomar su propia decisión. En síntesis, estos componentes tecnológicos permiten extraer la información necesaria de los sistemas existentes a fin de reorganizarla para respaldar los análisis predefinidos de forma más eficaz.

En resumen, los sistemas informáticos de su organización contienen gran cantidad de información valiosa y generalmente adquirida a un precio alto. Por lo tanto, sería útil poder recopilar esta información para tener un panorama más preciso de lo que sucede en sus operaciones, a fin de poder tomar mejores decisiones.

Discussion