COMPROMETERSE TEMPRANO​

y de manera significativa​

Cómo el proyecto Sulawesi de Rio Tinto ha cambiado la responsabilidad social social corporativa en la industria minera.

Desafíos​

Operar en un contexto multiétnico en el cual es difícil identificar los grupos locales dados los importantes niveles de migración en la región, el difícil acceso al sitio aislado y las precarias infraestructuras, así como la identificación de las necesidades de la mayoría silenciosa versus la élite bulliciosa.

El proyecto

Cuando Río Tinto descubrió los recursos en el año 2000, la compañía estimó que la zona tenía el potencial de convertirse en una de las más importantes minas de níquel del mundo. El proyecto Sulawesi era particular : ningún otro proyecto había iniciado su evaluación social tan pronto. Con el fin de comprender los elementos claves a nivel social, ambiental y económico, los investigadores en ciencias sociales empezaron su trabajo en las comunidades en el 2009, mucho antes del comienzo de la exploración. Las mineras eran mal vistas por las comunidades de la región porque otras empresas habían utilizado malas prácticas de acceso al territorio. En consecuencia, los miembros de las comunidades consideraban a la Responsabilidad Social Empresarial y a la compensación, como pagos en dinero porque era algo común en esta zona.

Con el soporte del software Boréalis, PT. Sulawesi Cahaya Mineral implantó una fructífera estrategia de participación y colaboración con la comunidad.
La empresa ha construido una sólida relación con las comunidades y los resultados positivos del trabajo de investigación son perceptibles hasta el día de hoy.

En el curso de los últimos veinte años, la consultación y divulgación en la industria extractiva ha pasado del medio y corto plazo para responder a las exigencias reglamentarias y de los proveedores de fondos a la aplicación de relaciones estratégicas y de largo plazo. La gestión continua de las partes interesadas produce vastas cantidades de información muy importantes en la mente de los equipos de relaciones gubernamentales, relaciones con las comunidades y gestión de los subcontratistas. El software Boréalis nos ayuda a hacer accesibles estos conocimientos para la compañía mediante la creación de lazos con la gente, departamentos, lugares, reuniones y más. Esto nos permite documentar, analizar y comunicar las complejidades de la gestión de las partes interesadas continuamente. ​

Dr Stephan Lorenzen - Corporate Compliance Coordinator for the Sulawesi Nickel Project

Solución​

Utilizar el software Boréalis como una base de datos centralizada para todos los compromisos con las comunidades, los datos de referencia sociales y otros elementos clave. Todo el equipo de gestión fue capacitado para usar el software, incluyéndolo en la toma de decisiones y tomando conciencia de las situaciones presentes en las comunidades en todo momento.

Reservas estimadas en​

162 megatoneladas de níquel (1,6%) ​

Concesión de exploración original de​

44,067 hectáreas ​

Proyecto en terreno virgen ​

las estrategias de datos referenciales

y de relaciones con las comunidades fueron establecidas antes de la exploración ​

Empresa conjunta entre​

Río Tinto y Sherritt International​

Los estudios de base socioeconómicos y culturales empezaron en Marzo del​

2009

la exploración comenzó en Diciembre del 2011 ​

Resultados

  • Ninguna queja sobre el proyecto entre 2009 y 2014
  • Proceso de búsqueda de soluciones inclusiva, tanto de la compañía como de las comunidades (incluyendo a los administradores)
  • Mejor afectación de los recursos
  • Identificación de personas influyentes y de las zonas de riesgo
  • Formalización de los compromisos y participación de las comunidades (memoria institucional)
  • Cumplimiento de los estándares internacionales (Corporación Financiera Internacional, CFI)

Contexto multiétnico en una región con mucha migración y cambios de poder​

La región donde se encuentran los recursos es particular : razones económicas y políticas explican un historial de migración dinámica durante los últimos cien años, de allí la dificultad para definir qué personas son consideradas como locales. Por otro lado, existen tensiones y celos entre los grupos, resultados de malas prácticas de arreglos ejecutados por anteriores proyectos mineros.

Identificar las personas con influencia, las minorías bulliciosas y las mayorías silenciosas​

Las comunidades locales son siempre heterogéneas y políticas. El identificar y comprender los diferentes intereses e influencias frente al proyecto es algo crucial. Los agentes de relaciones con las comunidades recibieron una capacitación para concentrarse en las comunidades como un todo, con el fin de evitar el interesarse solamente en la élite. ¿Quién demuestra mucho interés pero no tiene influencia – grupos marginales? ¿Quién tiene el poder político versus quién tiene el poder económico? ¿Cómo están estructuradas las relaciones de poder?

Formalizar los compromisos y la participación con las comunidades​

Las comunidades locales son muy dinámicas y tienen un bajo nivel de regulación o de convenios formales. Esto representa un desafío para las empresas las cuales deben predecir y manejar los riesgos relacionados al proyecto. No existen contratos y la mayoría de arreglos son verbales. Las empresas son todo lo contrario : sus operaciones necesitan la gestión de riesgos, incrementando la predicción. Los agentes sociales se encuentran a menudo en una situación en la cual deben traducir acuerdos informales en acuerdos formales, todo ello sin exceder los compromisos. Los archivos para las reuniones formales e informales del módulo de Gestión de los interesados de Boréalis, han contribuido enormemente en este proceso.

Boréalis: la solución​

El compromiso con las comunidades formaba parte de los estudios socioeconómicos y culturales y comenzó un año antes de la exploración, siendo una importante ventaja para el proyecto Sulawesi.

La información sobre todas las actividades de participación estaba bien documentada y fácil de hallar en los módulos de Gestión de los interesados y de Línea de base social (impacto social) de Boréalis. La rápida implantación de buenas prácticas RSE ha permitido a SCM cumplir con los estándares de desempeño del CFI y construir sólidas relaciones con las comunidades locales. El resultado : la aceptación social del proyecto.

Los administradores tenían acceso a la información que habitualmente era accesible solo para el personal de campo. Las comunicaciones bonificadas entre los equipos sirvieron de « sistema de alerta rápida » para las problemáticas entre la empresa y las comunidades. La búsqueda de una solución participativa se convirtió en un enfoque proactivo.

Oportunidades de empleo justas​

La comunidad local tenía grandes expectativas en cuanto a las oportunidades de empleo y existía el anticipado temor de la inmigración oportunista.
El equipo de campo trabajó en estrecha colaboración con las comunidades para identificar diversos criterios (reglamentario, geográfico, lazo de parentesco y temporal) que definiesen qué personas eran consideradas como locales. Los perfiles de las personas que correspondían a la descripción (validados por comités del poblado y del subdistrito, elegidos de manera democrática) eran entonces archivados en el módulo Gestión de los interesados.

El software Boréalis ha permitido a la compañía repartir de manera justa el empleo local entre los nueve poblados de la región. Desde el inicio de la exploración, SCM contaba con un mínimo de mano de obra local de 75% de empleados de la compañía y de los subcontratistas. Las estadísticas de empleo (puesto, departamento, etc.) eran transparentes y supervisadas por los comités del poblado y del subdistrito.

Ninguna queja hasta hoy​

El sistema de quejas y reclamos fue implantado de manera participativa, con encuentros informales semanales y encuentros formales mensuales de manera continua. Este método permitió al sistema adaptarse al mecanismo local de gestión de quejas. Un mecanismo de encuestas fue inicialmente introducido para registrar los eventuales reclamos lo más rápido posible y encontrar soluciones productivas antes de tener que ejecutarlas. Todas las demandas fueron documentadas y tratadas con la ayuda del software Boréalis y el desempeño mensual de resolución de demandas era comunicado a la alta dirección.

Desarrollo comunitario a medida ​

La evaluación de los poblados permitió a los agentes sociales de comprender mejor las dinámicas presentes.

Los datos referenciales socioambientales representan un elemento fundamental para los proyectos de desarrollo comunitario de la región. La información recolectada fue utilizada para adaptar los proyectos según las necesidades y el potencial de cada poblado. Todos los proyectos de desarrollo comunitario fueron participativos, desde la planificación hasta la ejecución, en proyectos diversificados como la cosecha forestal, la ganadería y el cultivo de pimiento o coco. El software permitió garantizar la uniformidad de los datos, simplificando la producción de reportes mediante un acceso central a la información para todos los miembros del equipo. Los esfuerzos del equipo aseguraron la aceptación social del proyecto.

Una mejor y consolidada toma de decisiones ​

El software Boréalis se convirtió en la principal herramienta de comunicación del proyecto y era utilizado tanto por el equipo de campo como por el equipo de gestión. A través de la estrecha relación con las comunidades, los agentes sociales (los cuales pasaban 80% de su tiempo en el terreno) podían « tomar el pulso » de las comunidades. Ellos buscaban soluciones respecto a las comunidades a todo nivel. Como las tareas eran asignadas a diversos miembros del equipo, incluyendo geólogos e ingenieros, todos los empleados eran responsables de sus acciones. Con la ayuda del software Boréalis, ellos documentaban y comunicaban las actividades de compromiso de los diferentes departamentos, incluyendo la mejora continua de las actividades.

Étude de cas-Sulawesi