custom_avatar
Por el 7 de agosto de 2012 - RSE blog

La licencia social  es el respaldo de los stakeholders o partes interesadas para la ejecución de un proyecto (adicional a los requerimientos legales o normativos) y habitualmente es intangible, a menos que las empresas hagan esfuerzos por medir el nivel de percepción, opinión y aprobación.

La licencia social  normalmente es otorgada por cada proyecto que tenga la empresa.  Es decir, se puede tener  licencia social  para una operación pero no necesariamente para otra, a pesar que afecten a las mismas comunidades.

La licencia es dinámica, ya que la opinión de las personas puede cambiar con el tiempo, y a medida que los stakeholders tengan más información de los impactos del proyecto. En otras palabras, las empresas deben hacer un esfuerzo para mantener la licencia social  durante la vida de todo el proyecto y no solamente antes de su inicio.

Cuanto más grande son los efectos económicos, sociales y ambientales, es más difícil obtener y mantener la Licencia social.

Desafíos para obtener la licencia social

Muchas veces las empresas se encuentran ante impedimentos o desafíos para obtener la licencia social  y normalmente están relacionados a  los siguientes temas:

  • Definición de los stakeholders (personas interesadas) y definir su interés, importancia y posición ante el proyecto
  • Conocer los temas que mas susceptibles y que mas inquietan a la comunidad
  • Detectar las áreas que se necesita una difusión mayor de la información
  • Evitar el ruido tanto de factores internos como externos en cuanto al alcance del mensaje que la empresa quiere comunicar a sus stakeholders
  • Estimar adecuadamente el tiempo y las actividades necesarias para obtener la licencia social
  • Asumir la calidad de la relación con la comunidad
  • Identificar las necesidades de la comunidad: compromisos, expectativas, etc.
  • Asegurarse que la comunidad se sienta escuchada y tomada en cuenta

Principales elementos para obtener la Licencia social

Las percepciones de los grupos de interés es uno de los componentes más sensibles para obtener la licencia social. El proyecto primeramente debe ser considerado como legitimo por las comunidades y una vez logrado, tanto la empresa como el proyecto y sus funcionarios deben generar credibilidad y confianza.

Para generar la credibilidad y confianza la empresa debe:

  • Informar a las comunidades del alcance del proyecto y sus impactos, esto implica brindar información oportuna y veraz a la población sobre los posibles impactos positivos y negativos. Para los impactos negativos, la empresa debe mostrar las diferentes alternativas de mitigación y cuales han sido seleccionadas.
  • La información debe ser gratuita y clara, y estar siempre disponible. Además la información debe ser escrita de tal forma que todas las personas puedan entenderla. Lo que puede requerir de traducción de informes, panfletos educativos, elaboración de maquetas, presentaciones con la comunidad. Esto para asegurar la transparencia de la información.
  • Involucramiento de los involucrados en las decisiones que los afectan. Es importante conocer las expectativas, temores e ideas de la comunidad e incorporarlos en el diseño del proyecto en la medida de lo posible. Por ejemplo involucrarlos en la identificación de programas de inversión social, realizar compromisos para contratación de mano de obra local y servicios provistos por las empresas de los alrededores. También se debe de involucrar a los gobiernos locales y organizaciones sociales como ONG´s para aprovechar las sinergias tanto en definir los intereses y necesidades de la comunidad como identificar o reforzar programas en áreas de salud, educación, etc.

Como medir la licencia social

La licencia social  debe (i) medirse en etapas específicas del proyecto, por ejemplo para la aprobación del estudio de impacto ambiental, y (ii) monitorearse en la vida del proyecto. Para las empresas esto es un reto continuo.

La primera etapa para medir la licencia social es identificar quienes son los stakeholders del proyecto,  su influencia, posición y apoyo al mismo.

La segunda etapa es sistematizar toda la información y comunicación que proviene de los stakeholders. Es decir se debe de documentar y sistematizar las comunicaciones informales, reuniones, preguntas, quejas, reclamos, acuerdos y compromisos. Y si es necesario sondear las percepciones por medio de sondeos o encuestas.

La tercera fase es sistematizar los datos, para que con la información anterior se pueda crear un método de medición precisa y poder producir un resultado numérico sobre si la relación es positiva o negativa, y medir cuales son los temas relevantes tanto para el proyecto en general como para actividades o temas específicos, y conocer si la comunidad puede dar o mantener la licencia social  en el corto, mediano y largo plazo.

Con esta información se puede medir el nivel de la licencia social (rechazo, tolerancia, apoyo, copropiedad) o detectar, por ejemplo si la licencia social  es condicional. Es decir, que la comunidad provee la licencia siempre y cuando la empresa se comprometa a realizar ciertas actividades. Además la empresa puede identificar vacíos de información de temas específicos y/o identificar stakeholders con los que se debe implementar estrategias para reforzar su relación.

Discussion