custom_avatar
Por el 1 de Septiembre de 2013 - RSE blog

“Corrupción” es una palabra que abarca muchos actos negativos. Sin embargo, desafortunadamente, muchos países aún la enfrentan diariamente. De acuerdo con la Corporación Financiera Internacional (International Finance Corporation, IFC), la corrupción “se encuentra entre los mayores obstáculos para el desarrollo económico y social”. (1) Las personas que más sufren a causa de las actividades corruptas, como soborno y fraude, son los pobres; generalmente, para el beneficio de grupos más pudientes. Lamentablemente, hasta el día de hoy, la corrupción aún rige en la mayoría de los países del mundo.

¿Qué significa esto para la industria extractiva?

Para las compañías que operan en la industria extractiva, la corrupción representa uno de los problemas cruciales con los que deben lidiar. Si se tiene en cuenta que numerosas compañías de extracción se encuentran en países más bien ricos y que muchos proyectos se encuentran en países más pobres, sus procesos comerciales deben ser transparentes, claros e identificables. Para evitar la corrupción, las compañías deben involucrar a muchas personas en el proceso de toma de decisiones y generar una memoria institucional. Cuando sucede lo contrario y solo se consulta con unas pocas personas, los riesgos de corrupción aumentan drásticamente. La memoria institucional permite que los eventos pasados, las situaciones anteriores y las personas coexistan dentro de una compañía, incluso un largo tiempo después de que hayan ocurrido o dejado la organización.

index-corruption

El Índice de percepción de corrupción clasifica a los países y territorios de
acuerdo con la percepción del nivel de corrupción de su sector público.(2)

Cuando las compañías no pueden manejar el riesgo de corrupción eficazmente, se exponen a daños irreparables, incluidos: dificultad para acceder a nuevos proyectos, una reputación manchada, pérdida de la licencia social para operar, pérdida de credibilidad y repercusiones en los ingresos financieros.

Un ejemplo de la vida real

En 2005, una compañía de petróleo y gas canadiense sobornó al ministro de recursos energéticos de Bangladesh con un vehículo de lujo. Seis años luego de ocurridos los eventos, los abogados de la compañía debieron comparecer ante el tribunal canadiense y declararse culpables de los cargos de soborno. La compañía recibió una multa de $9,5 millones, sin mencionar el daño irreversible a su reputación. Hasta el día de hoy, estos eventos representan un avance en términos de cumplimiento de la ley en cuanto a delitos financieros. El mensaje de la policía nacional de Canadá a las multinacionales canadienses fue claro: el hecho de que tengan negocios en el extranjero no significa que los sobornos y procesos comerciales oscuros sean una opción. La compañía tomó medidas correctivas y nombró un director oficial de cumplimiento que responde a la junta directiva, para evitar que estos eventos ocurran nuevamente.

Herramientas que facilitan la transparencia

Como se mencionó, la mejor manera de evitar la corrupción consiste en involucrar tantas personas como sea posible en el proceso de toma de decisiones, en diversos niveles. Además, los datos se deben registrar para garantizar la transparencia y generar una memoria institucional. De este modo, se pueden rastrear todas las acciones. Un Sistema de administración de información o IMS permite que las compañías demuestren su transparencia al identificar procesos claros que no incluyen una cantidad limitada de personas. Los elementos como pagos, contratos, reuniones y otras actividades se registran y, por lo tanto, están disponibles para consultas. En otras palabras, si algunos elementos generan planteos y parecen un tanto sospechosos, el sistema permite identificarlos rápidamente y tomar las medidas correctivas necesarias. Lo que es más, es necesario capacitar al personal mediante kits de herramientas y prácticas recomendadas existentes. Dichas herramientas permiten que las corporaciones implementen códigos de ética para transmitir valores y principios clave a todos los empleados. Al hacer esto, las compañías proporcionan la información necesaria para sensibilizar al personal sobre los beneficios que implica evitar, reconocer y denunciar el fraude y el soborno. Al mismo tiempo, se informan sobre las graves consecuencias que conlleva el ingreso de información falsificada o tergiversada al sistema.

Boréalis Aplicación

Boréalis Aplicación ofrece diversos módulos que permiten a los usuarios registrar información y datos recopilados a fin de generar una memoria institucional, demostrar transparencia y elaborar informes. De este modo, se facilitan las auditorías internas, y las externas por parte de terceros, como prestamistas, gobiernos, etc. A continuación, le mostramos algunos de estos módulos.

  • Participación de partes interesadas: Permite el registro de todas las partes interesadas, ya sean individuos u organizaciones, y de reuniones, problemas, quejas y compromisos relacionados.
  • Módulo Inversión social: Hace un seguimiento sobre el modo en que se invierten los fondos y las donaciones, los proyectos que se benefician gracias a estos y las partes interesadas afectadas por las inversiones. Además, garantiza que numerosas personas participen en el proceso de toma de decisiones.
  • Módulo Desarrollo comercial local: Registra todas las compañías locales, los contratos otorgados, las capacitaciones proporcionadas y las auditorías hechas por terceros. A continuación, las estadísticas, como porcentaje por sector de actividad para una región específica, se pueden calcular y analizar para cualquier propósito.

Fuentes

(1) IFC – Combating Fraud and Corruption
(2) Mapa (Transparencia internacional)
IFC

 

Discussion