custom_avatar
Por el 18 de septiembre de 2011 - RSE blog

Es solamente en la última década que las empresas que operan en el sector extractivo han comenzado a evaluar adecuadamente y abordar el impacto de los derechos humanos en sus operaciones. Este blog introduce el tema de los derechos humanos y explora algunos los retos comunes en el sector extractivo. Un blog posterior proporcionará recursos para las empresas extractivas que tratan de aplicar las salvaguardias o mejorar sus prácticas en derechos humanos

Los derechos humanos

La Declaración Universal de Derechos Humanos es una resolución no vinculante que fue elaborada por un panel de las Naciones Unidas a raíz de la Segunda Guerra Mundial, creando el marco para avances posteriores en el derecho internacional de derechos humanos. La declaración reconoce los derechos civiles, políticos, económicos, culturales y sociales como derechos humanos básicos y representa el consenso de una amplia gama de países.

En la práctica, el grado en que los derechos humanos fundamentales han sido reconocidos en los estados miembros ha sido muy variable de país a país. Cuando los gobiernos nacionales no cumplen con sus obligaciones en cuanto a derechos humanos, las organizaciones no gubernamentales a menudo desempeñan un papel importante en la difusión de información sobre violaciones que están teniendo lugar. En el transcurso de los últimos cincuenta años, organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch han contribuido en gran medida al progreso del discurso global de los derechos humanos.

Derechos humanos y la industria extractiva

Los derechos humanos siguen siendo un tema polémico para muchos en las industrias extractivas. Históricamente, estas industrias tienen un pobre historial en el tratamiento de temas tales como los sindicatos, la oposición pública a los proyectos extractivos, los derechos territoriales de los pueblos indígenas, y el desplazamiento físico o el reasentamiento de las poblaciones locales como resultado de las actividades extractivas. Estos temas siguen planteando desafíos, y las empresas poco a poco han adoptado enfoques más constructivos y que reflejan la mejora de estándares en la industria en cuanto a la responsabilidad social corporativa.

Algunos problemas son particularmente difíciles de resolver. Por ejemplo, la minería artesanal sigue siendo un desafío tanto para las empresas mineras como para los gobiernos nacionales. El término “minería artesanal” se refiere generalmente a la minería de subsistencia no regulada, que requiere de mucho trabajo e implica poca maquinaria,  tecnología o capital financiero. Cuando las concesiones mineras se otorgan a las empresas en las zonas donde la minería artesanal ya es común, esto puede crear conflictos entre comunidades y empresas mineras cuando la población local no tiene ningún medio para ganarse la vida. En colaboración con la Corporación Financiera Internacional, el ICMM ha publicado recientemente un documento que orienta a las empresas que luchan para hacer frente a este problema.

Otros desafíos en el tema de derechos humanos de las empresas extractivas incluyen la necesidad de capacitar debidamente al personal de seguridad privada para que no sobre reaccione frente a los riesgos de seguridad tanto reales como percibidos que puedan existir. La necesidad de garantizar que las mujeres y los niños no se vean desproporcionadamente afectados por los impactos del proyecto, y la necesidad de garantizar que los mecanismos de reclamos sean transparentes para que los interesados ​puedan expresar sus preocupaciones relacionadas con el proyecto sin tener o sentir amenazas a represalias.

Conclusiones

Teniendo en cuenta los principales impactos sociales y ambientales asociados a varios proyectos extractivos, hay un riesgo significativo de que las empresas que trabajan en estas industrias tengan que lidiar con los impactos de los derechos humanos. Evitar estos impactos, o minimizarlos tanto como sea posible a través de las prácticas constructivas de participación de los interesados y establecer mecanismos de reclamos transparentes no es sólo una cuestión de ética en los negocios, sino también un elemento crucial para el éxito de un proyecto. Dadas estas consideraciones, vale la pena invertir tiempo, dinero y recursos humanos suficientes para hacer bien las cosas en materia de derechos humanos.

Vea También:
Derechos Humanos para las empresas extractivas (parte 2)

Discussion