heritage-sites

Sitios patrimoniales: Cómo las industrias extractivas, el transporte y los servicios públicos pueden mitigar los riesgos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las empresas que trabajan en la industria extractiva no son las únicas que necesitan aprender a manejar los sitios patrimoniales. También es probable que aquellas que trabajan en el transporte, los servicios públicos y una serie de otras industrias, encuentren uno o más sitios patrimoniales durante un proyecto de desarrollo.

¿Qué es el Patrimonio Mundial y por qué es importante?

La UNESCO designa los sitios del Patrimonio Mundial como «lugares de la Tierra que tienen un valor universal excepcional para la humanidad y que, como tales, han sido inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial para su protección para que las generaciones futuras puedan apreciarlos y disfrutarlos «.

Los sitios del patrimonio están protegidos en diversos grados en la mayoría de los países por leyes y convenciones nacionales e internacionales. Particularmente, este es el caso de la Convención de la UNESCO sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural.

No todos los sitios patrimoniales son tesoros venerados en todo el mundo, como las pirámides de Egipto o las islas Galápagos en Ecuador. Algunos pueden ser lugares de enterramiento, pequeños pero antiguos, o incluso un árbol sagrado que se ha utilizado durante generaciones para celebrar ceremonias espirituales. Otros pueden haber caído en el olvido con el paso de los años, pero conservarán un significado histórico, cultural o espiritual significativo para sus comunidades.

Cuando los sitios patrimoniales y los proyectos territoriales se encuentran

El encuentro con un posible sitio patrimonial no significa necesariamente el final de un proyecto de desarrollo. Gracias a un relacionamiento efectivo con los grupos de interés, las empresas a menudo pueden llegar a un acuerdo con las comunidades afectadas dentro de un plazo razonable.

Si se descubre un nuevo sitio patrimonial durante un proyecto de desarrollo, la empresa tiene la responsabilidad de mapearlo y documentarlo adecuadamente. Este documento también debe indicar el tipo de impacto que el proyecto ha tenido o podría tener en el sitio, así como las medidas especiales que se han tomado, como realizar una ceremonia, pagar una compensación, etc. Esta información se convertirá en un importante documento de archivo que enriquecerá el conocimiento histórico del sitio.

También es importante que la empresa transmita la información necesaria a todos los grupos de interés externos que deberán implicarse en la identificación y protección del sitio. Estos grupos de interés ​​pueden ser ancianos de la comunidad, antropólogos, arqueólogos, etc.

Sin embargo, a diferencia de los propietarios o residentes, la mayoría de los sitios patrimoniales no son fácilmente compensables y no siempre pueden ser reparados en caso de daños. En algunos casos, sin embargo, los sitios patrimoniales pueden ser reubicados.

Cuando la reubicación de un sitio patrimonial es posible y es considerada como la mejor solución, generalmente hay una serie de pasos que la empresa debe tomar:

Actualmente se espera que las empresas hagan este esfuerzo de forma voluntaria y proactiva. Al hacerlo, demostrarán buena gobernanza, transparencia y responsabilidad. También fortalecerá la imagen de la empresa, tanto a nivel local como global, así como el vínculo de confianza que la compañía ha forjado con los grupos de interés influyentes.

Los riesgos asociados con la mala gestión de los sitios patrimoniales

Las consecuencias pueden ser desastrosas para las organizaciones que no logran hacer lo correcto cuando su proyecto de desarrollo incluye un sitio natural, cultural o histórico. Como ya lo han aprendido algunas organizaciones, estas consecuencias pueden ir mucho más allá del descontento de los grupos de interés, que se extienden mucho más allá de las comunidades locales. También pueden generar mala prensa, pérdidas de financiamiento y fuertes multas. Algunos prestamistas financieros, como la Corporación Financiera Internacional, tienen directrices específicas sobre la protección del patrimonio cultural contra los efectos negativos de las actividades del proyecto.

Descuidar la buena gestión de los sitios patrimoniales también puede crear un balance negativo duradero para la empresa y poner en peligro sus asuntos públicos y sus relaciones gubernamentales. Una mala gestión no significa necesariamente una negligencia grave; puede ser simplemente una omisión de informar de manera adecuada al personal interno. Este caso puede presentarse cuando los datos no están centralizados ni son fácilmente accesibles para quienes necesitan estar al día con la información.

Cualquier falla en documentar un sitio aumenta la probabilidad de que cualquier proyecto de desarrollo, propuesto en el futuro, sea examinado detalladamente por los gobiernos locales y grupos comunitarios, prestamistas financieros y reguladores internacionales, grupos ambientales y culturales – y la comunidad internacional en su conjunto.

Por el contrario, las organizaciones que son capaces de demostrar que están haciendo lo correcto – no porque hayan sido presionadas para hacerlo, sino por respeto a los grupos de interés involucrados – mejorarán la confianza de las partes interesadas. Es más fácil hacer lo correcto cuando se tiene un plan sólido de relacionamiento con los grupos de interés y las herramientas adecuadas.

Consulte nuestra guía paso a paso para crear un sólido plan de gestión de los grupos de interés.

Cómo el hecho de vincular las comunicaciones de los grupos de interés con los sitios del patrimonio mejora el conocimiento

El uso de un sistema adecuado, como el software de gestión de grupos de interés Boréalis, evita omisiones problemáticas. Entre otras cosas:

  • estandariza los procesos de gestión de los sitios del patrimonio, mejorando así la eficiencia general;
  • centraliza todos los datos relacionados, manteniendo la información fácilmente accesible para todos los que necesitan acceder a ella;
  • crea una huella, transparente y verificable, que sirve como un registro histórico que perdurará a medida que los miembros del equipo, los grupos de interés, los proyectos y los objetivos comerciales evolucionen con el tiempo.

El módulo de Gestión del territorio de Boréalis incluye una función de Sitio de patrimonio que le permite mapear sitios de patrimonio existentes o recientemente descubiertos y relacionar todas las comunicaciones, preguntas, actividades y sentimientos de los grupos de interés con el sitio. También puede vincular todos los activos de la empresa asociados con este sitio patrimonial.

La función de Sitio de patrimonio crea un registro de sitio para el registro, la gestión y la presentación de informes de todos los sitios de patrimonio reclamados y confirmados con trazabilidad completa. Puede, entre otras cosas, realizar las operaciones siguientes:

  • Definir el estado de cada sitio patrimonial reivindicado: propuesto, examinado, verificado y confirmado.
  • Crear una pista de auditoría para cualquier modificación del estado de un sitio: quién cambió el estado, en qué fecha y por qué motivo.
  • Definir el estado actual del sitio: Perturbado, No valorado por la comunidad, Preservado, Desplazado.
  • Crear un plan de relacionamiento para cada sitio.
  • Entrar todos los datos de contacto de los grupos de interés vinculados con cada sitio.
  • Vincular todas las comunicaciones con cada sitio y grupos de interés relevantes.
  • Vincular todos los activos de la empresa.
  • Gestionar los requisitos de cumplimiento del sitio mediante el módulo Gestión del cumplimiento.

Gestión de sitios de patrimonio en comunidades nativas.

Los pueblos indígenas están intrínsecamente vinculados a la tierra, en la que la historia de su pueblo está profundamente arraigada – a veces durante milenios. Las Primeras Naciones de todo el mundo tienen tierras ancestrales, así como sitios muy venerados que se utilizan para ceremonias culturales. Estos sitios a menudo se mantienen en secreto, y solo unas pocas personas conocen su ubicación exacta. En algunos casos, estas ubicaciones pueden cambiar con el tiempo.

Las mejores prácticas siempre abogan por la protección de la privacidad de los datos. Esto es especialmente cierto para los sitios del patrimonio sagrado. Las organizaciones que tengan conocimiento de estos sitios durante sus proyectos de desarrollo deben tener especial cuidado para ayudar a proteger este secreto, que puede haber sido cuidadosamente resguardado durante generaciones.

Es probable que las organizaciones incluso tengan que mantener esta información confidencial respecto a la mayoría de su personal interno, sin bloquear su acceso a comunicaciones importantes o compromisos sobre estos sitios.

Gracias a la separación de datos en el software de gestión de grupos de interés de Boréalis, la información muy sensible puede mantenerse confidencial de varias formas:

  • Usando números de sitio en lugar de nombres en el registro del sitio y en el mapa SIG
  • Deshabilitando el acceso a la información confidencial como el tiempo de culto, la antigüedad del sitio, la persona de contacto local, etc. para todos los usuarios excepto para los pocos seleccionados que necesitan conocer estos datos

Los equipos de relaciones comunitarias también deben ser conscientes de la importancia de relacionarse con los grupos de interés locales adecuados. Se debe consultar a los jefes tribales sobre todos los asuntos relacionados con los sitios del patrimonio. También se puede pedir a los ancianos que intervengan porque tienen un conocimiento profundo de la tierra. Estos grupos de interés ​​también sabrán si es necesario consultar a otros, como arqueólogos o historiadores con conocimientos locales específicos.

Descubra cómo una empresa minera canadiense utiliza el software de gestión de grupos de interés para tener un impacto positivo en las comunidades afectadas y su licencia social para operar

Consejos para la gestión de sitios del patrimonio

Pocas empresas se alegran de tener que lidiar con las complejidades adicionales que un sitio patrimonial aporta a su proyecto de extracción o energía. Sin embargo, es mucho más fácil administrar estos sitios de manera transparente y responsable cuando se cuenta con los conocimientos y las herramientas adecuados.

El software Boréalis es utilizado por empresas extractivas, de transporte y de servicios públicos de todo el mundo para gestionar de forma eficaz todas sus actividades de relacionamiento con los grupos de interés, incluyendo las comunicaciones comunitarias extendidas y la información altamente confidencial sobre estos sitios irremplazables.

Mejore su proceso de adquisición de tierras y gestione mejor los proyectos basados en infraestructuras y activos, incluyendo los sitios patrimoniales. Hable con un experto.

Experimente el software de gestión de
grupos de interés Boréalis, ahora!